2 dic. 2016

pizza de pesto, tomate y mozzarella


Hace mucho que no traemos una pizza por aquí y eso que es rara la semana que no la haga. Esta de hoy es con una combinación de ingredientes deliciosa; pesto, mozzarella y tomates.


ingredientes
masa de pizza
pesto a la genovesa
queso mozzarella en bola
tomate maduro
tomates cherry














elaboración

Lo primero que hay que hacer es preparar la masa de pizza, con las cantidades de la receta salen dos pizzas como ésta o una grande del tamaño de una bandeja de horno. Por supuesto este paso no es necesario si optamos por utilizar una masa refrigerada o congelada.
Mientras fermenta la masa, partimos los tomates y los dejamos escurrir un poco para que no humedezcan la masa. Partimos en rodajas también la mozzarella.
Una vez lista la masa, la estiramos con las manos sobre un molde redondo de pizza ligeramente engrasado y repartimos por encima, primero la salsa pesto, luego las rodajas de tomate, y por último la mozzarella y los tomates cherry. Metemos el molde en el horno precalentado a 200 ºC unos 15 ó 20 minutos, hasta que veamos que el queso ha fundido y está ligeramente tostado. Partimos la pizza en porciones y lista para servir.





28 nov. 2016

bizcocho de castañas y chocolate


Hasta ahora las castañas sólo las comíamos asadas o cocidas, nunca había hecho nada especial con ellas, pero este año me he propuesto cambiar esto y empezar a cocinar con ellas, y el primer paso lo he dado haciendo un estupendo bizcocho, con el que se comprueba que las castañas y el chocolate combinan a la perfección.
No he cambiado nada de la receta de Cristina, salvo la cobertura, que la mía se ha quedado a medias, me di cuenta tarde de que no tenía nata y la he hecho solo con chocolate, pero en los ingredientes os pongo los que hay que usar.

ingredientes
200 g de chocolate fondant
200 g de mantequilla sin sal
150 g de azúcar moreno
30 g de miel
200 g de harina de repostería
3 huevos tamaño "M"
100 ml de leche entera
16 g de levadura química 

   (polvos de hornear)
una pizca de sal
100 g de chips de chocolate
150 g de castañas cocidas

para la cobertura

80 g de chocolate negro para fundir
80 ml de nata para montar

   (35% mat. grasa)
15 g de mantequilla con sal

elaboración

Para cocer las castañas, primero las pelamos, pero sin quitar la piel interior, las colocamos en una cazuela y las cubrimos con agua fría, sazonamos y añadimos un poco de anís en grano. Ponemos a calentar a fuego suave, tapamos la cazuela y dejamos que comience el hervor muy lentamente. Mantenemos la cocción unos 30-35 minutos, hasta que estén tiernas, cuidando de no sobrecocerlas, para que no se rompan en trozos o se haga un puré. Una vez cocidas las escurrimos del agua, las volvemos a meter en la cazuela vacía donde han cocido, echamos un chorretón de licor de anís, al gusto, y volvemos a poner al fuego hasta que se evapore el licor. Las sacamos, las cubrimos con un trapo, dejamos que pierdan un poco de calor y las pelamos en caliente.
Trituramos 100 g de las castañas con la leche hasta tener un puré y picamos en trocitos otros 50 g. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180 ºC calor arriba y abajo, sin aire. Preparamos un molde, profundo y redondo de 24-26 cm de diámetro (o uno de rosca); forramos el fondo con papel de hornear y lo engrasamos por completo con mantequilla, después espolvoreamos un poco de harina y eliminamos el exceso de ésta, dándole la vuelta y pegando unos golpecitos al molde.
Troceamos el chocolate y lo fundimos al baño María o en el microondas en tandas de 30 segundos removiendo bien entre medias para que no se queme. Reservamos.




Para hacer la masa del bizcocho, mezclamos la mantequilla, la miel y el azúcar en un bol pequeño y batimos con las varillas eléctricas hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Añadimos los huevos, de uno en uno, batiendo bien entre uno y otro. La mezcla puede cortarse pero luego se arreglará al mezclar la harina. Pasamos la mezcla a un cuenco grande y añadimos el chocolate fundido, y la mezcla de castañas con leche y mezclamos. A continuación, con ayuda de una cuchara de madera o espátula incorporamos con movimientos suaves y envolventes, en un par de veces, la harina tamizada junto con la levadura y la sal. Por último añadimos los chips de chocolate y los tropezones de castaña y mezclamos.
Vertemos esta masa en el molde, nivelamos la masa dando unos golpecitos al molde y lo horneamos durante unos 50 minutos, pero mejor comprobamos la cocción a partir de los 45 minutos pinchando en el centro con un palo de brocheta.




Lo dejamos reposar fuera del horno y dentro del molde unos 10 minutos, y después lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Para la cobertura, troceamos el chocolate, lo ponemos en un cazo y añadimos la nata, lo ponemos al baño María a fuego muy suave hasta que se derrita el chocolate, removiendo continuamente con una cuchara de madera. Añadimos la mantequilla, removemos hasta que se disuelva y extendemos por encima del bizcocho.

Fuente: Kanela y limón