3 may. 2017

conejo con tomate


Últimamente promocionan mucho la carne de conejo para recuperar su consumo, pero para los que nos gusta no hace falta que nos digan lo buena y rica que es. Además de tener un sabor delicioso, proteínas de alto valor biológico y muy poca grasa, su precio está al alcance de cualquier bolsillo y encima se puede preparar de muchas maneras, casi todas rápidas y sencillas. 
En la receta de hoy el conejo se prepara en olla rápida por lo que en poco tiempo tenemos un delicioso plato.
En el blog podéis ver unas cuantas preparaciones si pincháis en este enlace "recetas con conejo".

ingredientes
1 conejo en trozos
2 zanahorias
1 cebolla grande
1 hoja de laurel
350 g de tomate natural triturado
1/2 vaso de vino blanco
pimienta negra molida
aceite de oliva y sal











elaboración

Lo primero limpiamos y troceamos el conejo en trozos más o menos iguales, esto se lo podemos pedir al carnicero. Salpimentamos los trozos, ponemos aceite en una sartén y cuando el aceite esté caliente vamos friendo el conejo, por tandas, hasta dorarlo, pero sin quemarlo. Una vez todo frito lo colocamos en la olla exprés junto con el aceite de freírlo, con dos o tres cucharadas es más que suficiente; después añadimos la cebolla, las zanahorias (todo cortado en trozos no demasiado pequeños), el tomate y la hoja de laurel, rehogamos todo unos minutos, agregamos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol. Cerramos la olla, y lo cocemos unos 15 minutos contados desde que haya subido la válvula. Mira en tu olla el tiempo que necesita esta carne para ajustar el tiempo. 
Pasados los 15 minutos, nos aseguramos de que esté hecho, retiramos los trozos de conejo, los colocamos en una cazuela amplia y los cubrimos con la salsa pasada por el pasapuré. Dejamos que todo junto dé un hervor y a la mesa que se enfría. 



Lo podemos acompañar de patatas (fritas, cocidas o en puré), pimientos o guindillas (fritos o en tempura), calabaza (en tempura o estofada), ensalada...
Si disponemos de poco tiempo podemos echar todos los ingredientes en crudo, incluida la carne; es decir sin dorar. No está tan buena ni tiene la misma presentación, pero resulta un conejo estofado sabroso y fácil de hacer para salir del apuro.
El tomate si es fresco no hace falta pelarlo ya que la salsa va triturada.




No hay comentarios: