28 may. 2013

pastel de pencas de acelga con jamón y queso



Un pastel, lasaña de verdura, que podemos dejar montado y meterlo al horno en el momento de servir, y cambiando el relleno la de variaciones que podemos hacer, este de jamón es uno de los más socorridos pero también podemos hacerlo con bonito, langostinos, morcilla, de carne picada...
Puedes cambiar las pencas por calabacín en láminas o por berenjenas y montar el pastel lasaña de igual manera. 



ingredientes
9-12 pencas de acelga 
 jamón cocidoqueso en lonchas
queso rallado

elaboración
La cantidad de pencas variará según lo anchas que sean estas, según el molde que rellenemos, importante que este pueda ir al horno, yo he utilizado un molde de 17x17, y según las capas que pongamos, yo tres capas de pencas.
Separamos las pencas de las hojas verdes de las acelgas, las lavamos, las quitamos los hilos y las ponemos a cocer en agua hirviendo con sal. Una vez cocidas las escurrimos y dejamos templar.




Las rebozamos, para ello las pasamos por harina, por huevo batido y las freímos en una sartén con aceite bien caliente. A medida que las sacamos de la sartén las dejamos escurrir sobre un papel de cocina. 



Para montar nuestra lasaña, en el molde elegido, ponemos una capa de pencas de acelga rebozadas, las cubrimos con salsa de tomate, con queso en lonchas y con jamón, de nuevo capa de pencas, salsa de tomate, queso y jamón, y terminamos con con una capa de pencas de acelga que cubrimos con queso rallado. Metemos a gratinar en el horno durante unos minutos y listo para cortar raciones. En esta ocasión nuestra guarnición son unas guindillas verdes fritas.




Para montar bien las capas, colocamos en la fuente las pencas ligeramente superpuestas, alternando el sentido en cada capa. Es decir, si preparamos la primera capa con las pencas en vertical, extendemos la segunda capa en horizontal para que queden bien repartidas. 








No hay comentarios: