9 oct. 2012

tarta de espinacas al idiazabal


Una receta de espinacas, en forma de tarta, que me la dió la amatxu de un compañero de cole de mi hijo pequeño, y que ya iba siendo hora de enseñaros, es riquísima, el queso ahumado de oveja, en mi caso idiazabal, le da un sabor y un aroma..., claro que todo esto si os gustan este tipo de quesos, si no pues poneis otro a vuestro gusto… y listo.

De esta receta salió el relleno de los cruasanes rellenos de espinacas y el de las empanadillas, también ideal para rellenar champiñones, relámpagos o bollitos con queso (gougères)
, huevos rellenos..., recetas que las dejo para otro día.


ingredientes 
1 lámina de hojaldre
500 gr de espinacas frescas
2 dientes de ajo
1 cebolla pequeña
200 ml de nata líquida
150 gr de queso de cabra
200 gr de champiñones
unos piñones (opcional)

unas uvas pasas (opcional)
100 gr de queso idiazabal ahumado
aceite, sal y pimienta








elaboración
 
Extendemos la lámina de hojaldre, engrasamos un molde de tarta redondo, mejor desmontable, la pegamos bien a sus paredes para que tome bonita forma, con cuidado de no estirarla demasiado para que no se encoja en el horno, y recortamos la masa sobrante pasando un rodillo por los bordes. Mientras toma temperatura el horno, dejamos el molde ya forrado en la nevera.

Con un tenedor pinchamos el fondo, lo cubrimos con papel de hornear y encima colocamos unas legumbres para evitar que el hojaldre suba. Lo metemos al horno precalentado a 180 ºC durante 10-15 minutos. Lo sacamos del horno, retiramos la legumbre que guardaremos para posteriores usos y dejamos enfriar.






Para hacer el relleno: Lavamos bien las espinacas, retiramos el tallo y la parte fibrosa de las hojas, las escurrimos y troceamos un poco. Quitamos la parte terrosa de los champiñones y los limpiamos bajo el chorro de agua, mejor que sumergirlos pues son muy porosos y absorberían mucha agua, una vez limpios los picamos.

En una sartén con aceite caliente ponemos a pochar la cebolla picada hasta que esté tierna pero sin que coja color. Añadimos los champiñones con el ajo, un poco de sal y pimienta, y los salteamos hasta que estén hechos y pierdan el agua que sueltan, añadimos las espinacas, removemos, y dejamos que vayan mermando de volumen y se cocinen, soltarán un poco de agua que dejaremos evaporar.




Añadimos el queso de cabra y removemos hasta incorporarlo, a continuación añadimos la nata, que dejamos reducir hasta que quede una mezcla homogenea, vigilando bien para que no se nos agarre. Dejamos enfriar ligeramente y lo vertemos sobre la base de hojaldre ya horneada. Cubrimos con el queso idiazabal rallado y lo ponemos a gratinar en el horno durante unos minutos. 

En lugar de hojaldre, podemos hacerla con masa quebrada.



12 comentarios: