6 abr. 2012

pastel de bacalao


En estas fechas el bacalao es un pescado que está presente en muchas recetas, en salsa bizkaina, al pil-pil, en buñuelos, croquetas, pimientos rellenos, potajes, arroces... la lista sería bien larga y hoy viernes santo en muchas casas no faltará de una o de otra forma.
Esta costumbre de comer bacalao sobre todo en zonas del interior alejadas del litoral y de las orillas de los grandes ríos se debe a que durante estas fechas es común, debido a la prohibición de comer carne que se consuman comidas con el pescado como base y como no era fácil por los problemas de conservación y transporte, se introdujo el bacalao seco y salado, por lo que se convirtió en el ingrediente ideal para los platos cuaresmales. 

La base de este pastel es igual a la que tengo ya en el blog para el pudin de bacalao, tan solo le he puesto unos pimientos en el interior y lo he acompañado de una salsa de tomate y pimiento choricero.


ingredientes 
para el pastel
400 gr de bacalao desmigado
  y desalado 
4 huevos
250 ml de nata
1 bote de pimientos del piquillo
un poco de cebolla
aceite
sal 

para la salsa
1 cebolla
1 cazo de salsa de tomate
2 dientes de ajo
una guindilla de cayena (opcional)
pulpa de 3 pimientos choriceros
caldo
aceite y sal

elaboración 
Desalamos el bacalao, para ello lo primero que hacemos es quitar el exceso de sal bajo el chorro de agua fría, lo cubrimos con agua y dejamos en la nevera 24 horas, en ese espacio de tiempo cambiamos el agua 2 ó 3 veces.
Antes de utilizarlo como siempre secamos bien los trozos.
Pasamos los pimientos del piquillo enteros por la sartén.

Preparamos el molde para el horno, uno tipo plumcake, lo untamos con mantequilla y ponemos un poco de papel de horno para facilitar el desmoldado.



En una sartén con un poco aceite sofreímos la cebolla bien picada hasta que esté tierna pero sin dejar que tome color, momento en el que añadimos el bacalao bien desmigado, lo rehogamos todo durante unos minutos y si suelta mucho líquido lo escurrimos y reservamos ese caldo para la salsa.
En un bol batimos los huevos, incorporamos el bacalao y todo ello lo pasamos un poco por la batidora, para que quede más suave. A esta mezcla añadimos la nata y mezclamos todo bien. Después vamos echando al molde una capa de la mezcla y otra capa de pimientos alternativamente, hasta rellenar el molde. Lo introducimos en el horno al baño maría durante 45 minutos o hasta que esté cuajado.




Vigilamos la superficie del pastel, si toma demasiado color ponemos por encima papel de aluminio. dejamos enfriar y desmoldamos. Para servir lo acompañamos de la salsa de pimientos choriceros y tomate. También le viene bien una salsa bizkaina o una salsa de txipiron.


Fuente: idea sacada de las recetas de Arguiñano, de la revista Supertele.


19 comentarios: