11 jul. 2011

tarta de calabacin, cebolla y beicon




Hoy un plato que creo hará las delicias de todos, muy socorrido y práctico a la hora de planificar una cena o una comida, también de los poco amantes de esta verdura, pues es una manera estupenda de camuflarla, es como una pizza sin tomate, lleva queso, beicon, además se puede dejar la masa horneada, las verduras pochadas y en el último momento montar la tarta y hornearla, incluso la podemos dejar ya hecha, pues fría está también buenísima.

Ahora es buen momento para disfrutar de esta tarta, pues estamos en plena temporada de calabacín, y aunque calabacines tenemos todo el año en los mercados, es ahora cuando está en nuestras huertas.

ingredientes

1 fondo de masa quebrada
400 gr de cebollas
600 gr de calabacín
200 ml de nata
100 gr de beicon
2 dientes de ajo
queso rallado
aceite

elaboración
De masa quebrada yo he usado la que venden lista para hornear, pero también podemos hacerla en casa, el enlace os llevará a la receta.
Extendemos la masa y la colocamos en un molde engrasado pegando bien la masa en las paredes del molde para que tome bien la forma de este, recortamos la masa sobrante pasando un rodillo por los bordes del molde. Con un tenedor pinchamos el fondo y ponemos encima el papel que viene con la masa o papel de horno. Echamos unas legumbres encima para evitar que suba la masa y lo metemos al horno precalentado a 180 ºC durante 10-15 minutos. Lo sacamos del horno, retiramos la legumbre que guardaremos para posteriores usos en otros pasteles y dejamos enfriar.



para hacer el relleno
Ojo con la sal, tener en cuenta que el beicon salará ya bastante.
Calentamos el aceite en una sartén y ponemos a pochar a fuego suave la cebolla partida en juliana, con los dientes de ajo también picados, hasta que la cebolla tome color oscurito, para lo cual al final subimos el fuego, pero con cuidado de que no se nos queme. Escurrimos.
En una sartén aparte con un poco aceite salteamos el calabacín partido fino en rodajas, tiras... y lo mezclamos con la cebolla. En la misma sartén salteamos el beicon partido en trozos y lo añadimos al salteado de cebolla y calabacín. Lo mezclamos todo bien y dejamos templar.



Rellenamos el molde que tenemos horneado cubriendo bien toda la superficie, añadimos la nata y espolvoreamos el queso rallado, yo he utilizado una mezcla de cuatro quesos, lo metemos en el horno precalentado a 200 ºC hasta que la superficie se dore, 15 minutos más o menos, dejar templar un poco y....¡a zampar!




23 comentarios: